“Experiencia genial para perder el miedo a las curvas. Nunca había montado en moto hasta hace 7 meses que me saqué el carnet. Pensaba que este curso era demasiado para mi sobre todo cuando nada más empezar fui el primero en caer una y otra vez, todo es muy estrecho y las curvas muy cerradas pero gracias a los muy buenos consejos de Kike, Sergio y el resto de compañeros aprendes a tener mejor postura en la moto, mejor control del gas y más confianza en lo que haces. Recomendado 100%. Lo mejor: la sensación de salvar una caída cuando 4 horas antes estabas en el suelo por lo mismo. Para mejorar: ¡Un buen bocata después entre profesores y alumnos!”