96 3502048 | L - V: 9-14 h y 16-20 h motoadictosweb@gmail.com

Ya estamos en abril de 2018 y han pasado cuatro meses desde que el Aspar Team nos cedió esta ¿250? que habéis podido contemplar y admirar en la exposición de Motoadictos Taller.

Desde el primer día que la vi cuando fui a por ella supe que no era una 250 normal por eso tiene MUCHO más valor añadido, de modo que muchas, muchas gracias a Jorge Martínez, a Silvia, a Salva y a todo el equipo.

Si eres una persona adicta a las carreras enseguida te darías cuenta que la moto de la que presumíamos en la exposición a través del FB de motoadictos.es no era una 250 normal, aunque llevara los colores de Álvaro Bautista. Dejadme que os explique porqué tiene tanto valor siendo fan y colaborador de la marca Aprilia:

Mundial velocidad año 1993:

Los resultados y tiempos de las 250 en el año 93 (sobre todo en circuitos como Donington) hacen ver a la plana mayor de Aprilia que en determinadas pistas son más rápidas que las 500, sobre todo en los entrenos sin tráfico en pista, lo cual les da la brillante idea de “ciclar” un 250 a 400 cc y montarlo en el mismo chasis/suspensiones pero con los neumáticos específicos para aguantar la subida de prestaciones.

 

 

En el año 1994 y tras un duro trabajo de pretemporada se presenta Reggiani con la RSV 400 en la pista, el primer año de la bicilíndrica. Sólo puntuó una vez debido a una falta total de potencia (con los 400 cc/110 CV se habían quedado cortos) y a la ausencia total de fiabilidad respecto a las 500 V4. Ni siquiera los 110 Kg de peso de la moto pudo salvarles. Unos Dunlop no adaptados junto con un Witteven/equipo de competición desbordados en el resto de categorías hacen que la moto (a pesar de incorporar a Romboni en el 96) siga igual hasta el año 1997 en el que Doriano, firma su primer podio.

El año 1998 se tomó como descanso para volver en el 99 con el gran Harada como piloto, una moto mejorada y con más centímetros cúbicos…pero unos Dunlop que poco podían hacer contra unos Michelin hechos ad-hoc la noche anterior. Además, la falta de potencia fue lo habitual en las bicilindricas de 500, tanto en Aprilia como en Honda.

Lo típico, entre curvas las V4 eran un estorbo que impedían hacer las trazadas más rápidas a las V2 (que podían hacer un paso por curva más rápido) pero cuando las V4 abrían acelerador, las dejaban clavadas.

De hecho en un circuito (creo que Mugello) Harada gripó al ser “absorbido” por el rebufo de Doohan que hizo que la RSV 90º alcanzara más velocidad y RPM de lo habitual…(de esto damos fé porque la unidad que tenemos es una ex-Harada con una gripada de escándalo)

Al final, McWilliams y Harada cambiaron de cilindrada porque Witteven reconoció su error (Honda también plegó velas) y cerraron los proyecto 500 V2.

¿Y que tiene esto que ver con la Aprilia que hemos tenido en Motoadictos Taller? Fácil.

Al Aspar Team le regala Aprilia una de sus 500 por los años de colaboración con la marca. El equipo nunca corrió en 500, de modo que la pintaron/adaptaron a los colores de Álvaro del 2009 y añadieron colín y depósito, así ya podían decir que tenían la moto de Baustista 2009.

Por eso desde aquí podemos presumir de haber tenido toda una 500 en el elevador de Motoadictos Taller y que casualmente me subí a ella como se ve en la foto en la Feria 2Rodes hace cinco años ¿quién me iba a decir a mi que acabaría abriendo Motoadictos Taller y con una 250/5oo en la exposición?. Una 500 que además fue la que llevó Harada, lo cual suma el caché del vehículo. Las horquillas y pinzas son “muletos”, son horquillas de verdad pero de años anteriores que se montan para motos de exposición. Respecto al tamaño de la moto es enana y ultra ligera. No os podéis imaginar lo que es levantarla entre dos personas cogiéndola de los estribos.

Pero a pesar de lo que piensan los que añoran las 500, me da bastante más respeto una MotoGP de hoy con 260/270 CV y 153 Kg…Insisto, bastante más miedo porque además la velocidad por curva hoy está a años luz de las 500 que frenaban, giraban, levantaban y gas haciendo picos. Y si hablamos de la banda de potencia “buena” estamos casi igual…igual de crítico en el tacómetro.

Muchas gracias de nuevo al Aspar Team por la cesión de esta auténtica maravilla. Me va a costar mucho despedirme de ella, menos mal que la sustituta es otra obra de arte…¿cuál será?