Vuelvo a tener la suerte de estar en contacto de nuevo con la V-Moto 120 S. Está a la venta asi que voy a describir que tal funciona dinámicamente y que se siente al conducirla ya que lo habitual es pensar que una moto eléctrica no funciona o es distinta. Pues no, funcionan y además muy bien.

 

Os dejo un artículo que realicé hace un tiempo de esta gran moto (lo digo por los precios de la gasolina y el Kw/h que ha podido cambiar, pero no creo que desvirtue el resultado)

 
Te sientas y es un scooter de plataforma con viga central pero plana que a pesar de no ser plana en su totalidad, ayuda a transportar cosas. Tiene hueco bajo el asiento que te permitirá dejar un casco jet, siempre que no lleves el cargador de la batería encima.



Metes la llave en la cerradura, le das al contacto y ¡no se oye nada! Fabuloso. Los relojes del cuadro de mandos te reciben con un “Bienvenido conductor” escrito en el contador de Km. Tienes un botón de marcha atrás en la maneta izquierda porque con el motor encendido cuesta tirar la moto para atrás si no es con su ayuda. En la maneta derecha hay un botón para cambiar la información ofrecida de voltaje a Km parciales. Y debajo, un pulsador rojo para elegir entre tres curvas de potencia, ECO, NORMAL y MAX.


 
Con el ECO no puedes pasar de 45 Km/h porqué está limitada y la entrega de potencia parece más suave.
Con el NORMAL puedes alcanzar la velocidad máxima y con el  MAX corre lo mismo, pero se supone que cambia aceleración y entrega (digo se supone porque yo no me di cuenta de nada y acabé yendo siempre en NORMAL).
 
Enciendes luces (faro elipsoidal y que de noche, ilumina de sobra) y le das al acelerador. Si no quitas la pata de cabra aparece como desconectado y no se moverá. El primer golpe de gas es brusco, pero nada que pueda intimidarnos, pero es curioso notar la entrega de par de este tipo de motor.
 
La aceleración es más que aceptable y pronto te encuentras rodando a los 70/75 Km/h que da como velocidad máxima. Máxima que por cierto sólo se alcanzará cuando la carga de la batería esté por encima del 35-40%. Llegados a este punto de consumo, la velocidad máxima disminuye ligeramente buscando mayor autonomía.


 
La sensación de ir con la moto oyendo solo el viento y el rozar de los neumáticos es algo muy, muy recomendable, es fascinante, a mi me ha enganchado.
 
Las suspensiones son básicas, como en cualquier scooter. Y tiene el mismo fallo que estos (será porque comparten componentes y porque la moto pesa mucho), blanda delante y seca de reacciones detrás. La V-Moto no es ligera, ni mucho menos, pesa ¡190 Kg!. Habría sido mejor probar/tener la que lleva baterías de Litio y que, siendo la misma moto, pesa 115 Kg. Con aquella entiendo que las cifras de aceleración/autonomía deben ser mucho mejores.
 
Lógicamente, con 100 Kg de baterías bajo los pies, el centro de gravedad, se hace notar y los cambios de dirección son rápidos, pero siempre notando la inercia que genera. Por lo demás y con llanta de 13”, podrás driblar a la perfección entre el tráfico urbano, como hacen las de Correos.


 
Si se trata de detener el scooter, vamos sobrados. El motor genera un pequeño freno motor en cuanto soltamos el acelerador y el delantero frena más que de sobra. El trasero es incluso exagerado porque el disco es de gran tamaño y además, suma su fuerza al freno motor. Dependiendo de la destreza del conductor o el estado de la carretera, podrá llegar a bloquear sin quererlo.
 
La conducción es suave y rápida. La respuesta entre el puño del acelerador y la rueda es bastante directa y no hay retrasos en la entrega del par en el momento (abrir/cerrar) como si he probado en otros. Sólo ha habido unas tres veces que tras la marcha atrás, he dado gas y no ha funcionado hasta que he cerrado y he abierto y ha vuelto a funcionar ¿?.
 
Por lo demás,  buena visibilidad de retrovisores, cómoda y rápida. Y una perfecta opción para incluir en nuestra lista de posibles scooter, sin duda.


 
Como defectos a destacar, el PESO y QUE LA GENTE NO TE OYE. Yendo tranquilo, no pasa nada pero a poco que vayas rápido, hay que tocar el claxon porque eres 100% silencioso.


 


Y otra cosa, no te la compres SI NO TE GUSTA PARECER UN FAMOSO, ¡te van a parar y preguntar en todos los sitios por donde vayas!. A mi me preguntaban en cada semáforo y la verdad, no me he sentido más observado en la vida. La gente gira la cabeza cuando pasas…curioso. Ni con una mega 1000 RR deportiva pasa igual.
 
En el tiempo que me la dejaron, hice unos 1200 Km. Según mis cálculos, me he ahorrado en este tiempo ¡162 €!, tremendo.

 

Pero bueno, son MIS CÁLCULOS respecto a una Aprilia Tuono 1000 que es el vehículo que tengo para desplazarme e ir por ahí cuando necesito transporte propio, ya que de normal, suelo viajar en Metro. Está claro que en una comparación con una 125 4T no habría tanta diferencia de consumo/ahorro.

 

En cualquier caso, a mi me ha impactado tanto porque nunca he tenido un scooter y siempre me he desplazado como digo o bien en moto grande o transporte público.

 

 

 

Motor Otto vs eléctrico

 

 

Asi he hecho mis cálculos, “engordados” o “redondeados” un poco adrede en la eléctrica para que no haya suspicacias.

 

La carga completa de 0 al 100% son 4 KW y cada KW cuesta 0’18 € (en realidad creo que 0’16), de modo que llenar totalmente las baterias cuesta 0’72 €.

Lo cierto es que NUNCA se carga desde 0, sino que siempre la he cargado breves periodos de tiempo desde el 60% de capacidad hacia arriba, porque había autonomía.

 

Hacemos regla de tres y salen 10’80 € de consumo para los 1200 Km recorridos. Pero aun asi, por si acaso, lo redondeo a 12 € (cuando en realidad estaría por debajo de 10 € debido a que siempre había carga).

 

Cargando la bateria

 

 

En la Tuono he puesto un consumo de 9 litros a los 100 Km (y me quedo corto en un interurbano) a un precio de 1’45 € el litro de gasolina de 95 octanos. De tal modo, en 1200 Km he gastado 174 €.

 

174 € – 12 € eléctrica supone un ahorro de ¡162 €!

 

Es decir, si en SOMOE me la llegan a dejar un año, me habría ahorrado respecto a mi Tuono ¡1944 €!. Y si me la compro y la uso dos años…¡me sale gratis y tengo la Tuono sólo para las salidas!.

 

Y si, tengo muy claro que este es un estudio de consumo de una moto de 96 KW respecto a una de 4 KW; me consta. Pero siempre he ido con este tipo de vehículos. Y por lo que veo en la ciudad no soy el único. Quizá sea el momento de cambiar.

 

Para los escépticos, también lo he calculado respecto a un Suzuki Burgman 125. Su consumo es de unos 3 litros a los 100, de modo que en 1200 Km, 36 litros, es decir: 52’20 €, 40 € más que el scooter eléctrico en los mismos kilómetros y tiempo.
 
se1

 

Es como mínimo para pensárselo…Lo malo como dicen los expertos en eléctricas, es que desde el momento en el que compras, las baterías ya están empezando a perder rendimiento/morir (en un vehículo de combustión interna la fiabilidad está garantizada) y no sabes hasta donde llegarán y el precio del recambio.
 
Pero sin duda, como vehículo para desplazamientos urbanos, es el mejor. Sin lugar a dudas.