“Otro curso y me quedo con las mismas sensaciones que con el primero, ganas de otro más. Parece poco tiempo, pero es suficiente. Imposible aguantar tanto tiempo encima de la moto, es muy cansado el curso. Mejor prepararse un poco físicamente​ para poder aguantar. Los monitores atentos, comentando los errores y ayudando en todo lo posible. Dos días para recuperarme de las agujetas. Sin duda volveré a repetir.
Saludos motoadictos”.