“Perfecto” Es un día completo. Vas con la intención de pulir cosas, aprender otras nuevas y este curso te enseña lo poco que sabías antes y lo grande que es este deporte. Es inagotable, cuanto mas tiempo inviertes en el curso, haciendo las trazadas que te indican los monitores más quieres, más necesitas, es una explosión de nuevos conocimientos y los quieres absorber todos. Hay multitud de ejercicios para aprender: postura en la moto, aprender a guiar la mirada, control del gas y mucho mucho que pulir. Para los monitores un 10, en todo momento están contigo dándote indicaciones y no te sientes desprotegido para nada. Además, hay un buen rollo que ni te lo crees. No hay que escatimar en preguntar puesto que ¡saben de todo! Lo mejor: Que sales como una persona nueva, con muuucha más confianza sobre las 2 ruedas y que te lo has pasado en grande, divertidísimo. Repetiré mas veces, y ojalá coincidiera con la misma gente (¡un saludo a todos!) Lo peor: Falta una barbacoa para después 😉