“Didáctica imprescindible para cualquier aficionado a las motos, sea cual sea su edad, capacidad o aspiraciones. No hay mejor manera de descubrir los limites y conocimientos del piloto sobre la moto mediante “acierto/error”. Aconsejaría tomar parte en al menos tres cursos para asentar las bases de seguridad y confianza sobre la moto”