De nuevo probando una Guzzi, esta vez la V85TT. Si sigues Motoadictos sabrás que no soy fan de los de carnet de este bicilíndrico nacido en el país de la bota. Antes me parecía injusto que una firma de este calibre y que fue un referente tecnológico en su día se conformara hoy con pasear sus dos cilindros refrigerados por aire. Poco a poco, como dije en la anterior prueba de la V7 Special he ido aprendiendo a valorar el producto y el concepto. No sólo entenderlo, sino que ya soy de la “secta” y he pasado a defenderlo. Sólo dos años y medio han servido para pasar de denostar a desear. Me retracto. Enhorabuena a Guzzi, si lo han conseguido conmigo…

Tras probar la Guzzi V85 TT y pese a sacar mis conclusiones (muy claras) en cuanto llegué a casa me puse a leer pruebas y ver vídeos de comparativas de la moto; desde grandes profesionales con una dilatada experiencia a “yutubers”. Quería comprobar si las sensaciones eran tan claras o era cosa mía. Y lo bueno es que salvo percepciones personales por gustos de cada uno, todas las personas estamos de acuerdo; señal de que lo que buscaba la marca, lo ha conseguido.

No os lo voy a hacer más largo, vivimos tiempos en que queremos todo al instante. Aquí lo tenéis, así va la V85TT:

MOTOR:

– La evolución del motor V90º transversal y la subida de cilindrada a 850 cc le ha venido genial. Es un motor nuevo preparado para la Euro5 y la marca lo ha dejado “preparado” para poder aumentar cilindrada tanto en diámetro como en carrera.

– Vibra lo justo (lo han hecho adrede para mantener el estilo Guzzi), es suave, tiene potencia de sobra (80CV), poco consumo (5 lt/100Km) y un comportamiento que engancha. Si no has tenido una Guzzi antes, no busques potencia arriba porque funciona de otro modo, llega de una forma plana. ¿Mejoraría con 90 CV? Seguro, los CV de más gratis siempre son bien recibidos. ¿Son necesarios? No lo creo, en este modelo ya se alcanzan velocidades de código penal y aceleraciones contundentes. Y además, está en línea con su competencia.

– El cambio todos lo ven una maravilla. Para mi gusto lo veo perfecto en funcionamiento pero el recorrido entre marcha y marcha lo veo largo (vengo de deportivas) y habría puesto una 6ª marcha más larga.

– Válida para carnet A2

 

CICLO:
– Todas las opiniones leídas y vistas coinciden en que el cardan es MARAVILLOSO y ejemplar, por la ausencia total de reacciones parásitas. De los mejores cardan que he probado.
– Las suspensiones cumplen más que de sobra, para algunos están duras, para otros blandas y para mi estaban en su punto. Imagino que será dependiendo del peso de la persona que la pruebe y su tipo de conducción.
– Los frenos son una pasada, sobre todo el tren anterior.
– El chasis es noble, hace la moto fácil y está preparado para la carga de maletas. El caballete central es opcional.
– Las ruedas van con cámara y lleva las medidas típicas de este sector, 110/19+150/17
– Peso. Esto seguro que os suena, en parado pesa pero en cuanto pones primera desaparece el peso. Os traduzco, 230 Kg en marcha, lo mismo que una BMW F 850 GS.

 

 

 

DISEÑO/ACABADOS:

– Diseño retro como las trail de los 80 que no deja a nadie indiferente, impacta bastante. En los semáforos el magnetismo Guzzi, gira cabezas.
– La iluminación por LED es soberbia. Hay que añadir el detalle que del faro aparezca el águila de la marca cuando se enciende la moto, muy bello.

– Es un concepto de moto a mitad de camino entre una V Strom y una GS 1250. Pero NO es una trail. Que si, que si la coge una persona con experiencia endurera hace hasta enduro con ella. Pero no te engañes, es una moto muy cómoda para todo y puede hacer algunas pistas sin pretensiones.
– Detalles y muy buen acabado. Tanto por cuadro, tornillería y botoneras. Hablando de botoneras aquí hay variedad de opiniones. Los que no conocen las piñas de Aprilia/Guzzi no las ven fáciles e intuitivas. Y tienen razón, quiero decir. Son muy, muy fáciles…pero hay que conocerlas.

ERGONOMÍA:

– En lo que han coincidido todas las personas: La altura es correcta pero el diseño ancho del depósito imitando la imagen de su Dakariana de los 80 hace que llegar al suelo cueste. Quiero decir, con 181 cm yo llegaba bien, con los dos pies, pero no con las dos plantas.
– La posición tanto de pasajero como de pilotaje es muy cómoda y amplia. Para mi gusto, asiento de mullido firme, no duro, firme. De los que tras unos cuantos Km agradeces que no te hundas en el.


– Todas las opiniones piden una pantalla más alta. A mi me ha parecido más que de sobra aunque reconozco que viniendo tantos años de naked puras mi opinión no es válida.

 

 

ELECTRÓNICA:

– Todos coinciden en que los modos de curvas de potencia, el tacto del acelerador electrónico, control de tracción, ABS, control de crucero, cuadro emparentado con el móvil, etc están muy bien porque se nota que provienen de Aprilia. Totalmente de acuerdo, salvo en el sistema de aceleración cuando llevas el control de crucero. Para mi gusto cuando está conectado tiene un pequeño desfase/retraso que no me resultó cómodo. Es una parida, pero está ahí.

 

 

 

PRECIO:

– Tiene un precio estupendo por todo lo que ofrece de más respecto a otras marcas (que no es poco) y con un añadido: Exclusividad ya que no hay muchas y valor de marca. 11200 €

¿Te animas con una trail distinta o vas a seguir con la pandemia de las trail de las tetas caídas? Pide información y cita para probarla en motoadictostaller@gmail.com